Dirección General de Políticas Agropecuarias
Dirección General de Monitoreo y Seguimiento a la Producción Agropecuaria
Oficina de Acceso a la Información Pública

Las lluvias que traerá el próximo invierno estarán por debajo de las precipitaciones normales que históricamente han caído sobre el país.

 

Así lo informó este martes el ingeniero Mariano Gutiérrez asesor técnico de Meteorología al dar a conocer un informe de perspectivas del invierno correspondiente a los meses de mayo a julio.

 

Dijo que las afirmaciones sobre lo que podría ser el primer comportamiento del inicio del período lluvioso (en el Pacífico y región central del país) son producto de los análisis y resultados emitidos por centros internacionales de prevención climática.

 

El déficit de lluvias podría ser entre el 40 y 70 por ciento, según estimados obtenidos en los centros de prevención climática a nivel internacional.

 

“Sin embargo, en los análisis de Meteorología y en base al comportamiento que han venido mostrando la atmósfera que nos circunda y el océano Pacífico ecuatorial esperamos que lluvias inicien o se estabilicen en la última semana del mes de mayo en las regiones del Pacífico y norte del país. En la región central y la Costa Caribe Norte y Sur las lluvias podrían estabilizarse en los primeros días del mes de junio”, dijo asesor técnico.

 

Para el comportamiento que se espera en la canícula, que es el período que va entre finales de julio y mediados de agosto, “esperamos un comportamiento moderado y esto no significa que no va a llover del todo, sino que vamos a tener menos días con lluvias”.

 

Los centros internacionales de predicción climática con respecto al fenómeno de “El Niño” auguran que este fenómeno meteorológico podría persistir hasta agosto del presente año, disminuyendo sus probabilidades en un 65 por ciento a diciembre del año en curso.

 

No obstante, dijo que lo más seguro es que “vamos a tener menos lluvias en estos meses, pero será lo suficiente para que se desarrolle el ciclo agrícola”, puntualizó el técnico.

 

Dijo que no hay que asustarse de lluvias a finales de abril y hasta podría haber granizo por motivos de conversión debido al calentamiento de la Tierra y la atmósfera y “también van a haber lluvias aisladas en los primeros días de mayo”.

 

Gutiérrez recomendó a los productores que se abstengan de sembrar con las primeras lluvias, “sino que esperemos por lo menos a que el suelo tenga una cantidad óptica y así las semillas puedan germinar”. Esta recomendación fue adoptada en el grupo aerometereológico institucional.

 

Fuente: el 19 digital

 

09 de Abril 2019

Mapa Nacional de Riego

NOTICIAS